BlackFriday o el abuso del consumo

BlackFriday, o como el abuso del consumo destruye la economía

El BlackFriday es una campaña de venta más a añadir en el calendario antes de la de Navidad, pero ¿tiene techo el consumo?

El origen del BlackFriday, según el blog de canalhistoria.es en “se remonta al 19 de noviembre de 1975, día en el que el New York Times acuñó por primera vez el adjetivo de “negro” para referirse al desbarajuste del tránsito y el caos que se había dado en la ciudad de Nueva York en aquel año, debido a los descuentos del día posterior a Acción de Gracias“. O sea, que fue una consecuencia de las tradicionales “Rebajas”, la diferencia estriba en la fecha: 24 de noviembre. ¿Nos dice algo esta fecha?… pues no, uno revisa el santoral o el calendario de efemérides y no encuentra nada reseñable… Pues ya está, fabriquemos una “Tradición”.

Segunda Mano Solidaria

Segunda Mano Solidaria, compra venta de artículos de ocasión con fines sociales

Y ahora toca reflexionar sobre qué es el consumo, y el consumo no es más que la consecuencia de satisfacer una necesidad mediante la adquisición de productos, (otra consecuencia más…). El consumo comporta la estructura de una economía, economía que por cierto ha olvidado los valores humanos y centrado en la obtención del máximo beneficio económico, dejando a un lado el respeto al medioambiente y a los propios derechos humanos.

¿Y se puede consumir “hasta el infinito y más allá”? pues obviamente no, pero por más obvio que sea no parece que no haga mella en que cambiemos nuestros hábitos de consumo. 

No vamos a contarte nada que ya no sepas a propósito de las consecuencias de continuar consumiendo por encima de nuestras posibilidades, pero si nos gustaría dejarte una reflexión, NO GASTES, INVIERTE. ¿Acaso no es lo mismo? Cualquier economista vería la diferencia al momento, pero no hace falta tener un máster para entenderlo, nuestras madres y nuestras abuelas ya lo hacían. Consiste simplemente en que dejes a un lado LA OPORTUNIDAD (qué barato!), cierra los ojos y pregúntate “¿lo voy a usar?”, esta es la cuestión, por que corremos el riesgo de convertir el lugar donde vivimos en un trastero donde acumular objetos en los que hemos GASTADO dinero, si les diéramos uso esos mismos objetos serían una INVERSIÓN.

En RastroSolidario proponemos que visites “Segunda Mano Solidaria“, donde puedes comprar y vender todo aquello que ya no necesitas y destinar una parte (o todo) a la ONG que elijas.

Deja un comentario